Flores de Mayo

VISTAS DE LA VIRGÉN DEL MAR Y DEL CUESTA 2016

El segundo fin de semana de mayo todos los años dan comienzo las Fiestas Patronales en Munébrega, Honor de la Virgen del Mar y de la Cuesta.

LOOK

Cazadora: Bershka,   Camiseta: Mango,    Pantalón: Blanco,     Gafas sol: Dior,             Zapatos: Bershka Bolso: Ch

IMG_4422

 

IMG_4428

Patrona de Munébrega “VIRGÉN DEL MAR Y DE LA CUESTA”

IMG_4413IMG_4420IMG_4421

Ahora que  vamos a comenzar con temporada de cerezas os dejo una receta muy rica.

Tarta de cerezas

Ingredientes para un molde redondo de 29cm:
Ingredientes de la masa:
* 300 gr harina de trigo común (y un poco más para espolvorear)
* una pizca de sal
* 100-125 ml agua muy fría
* 1 cucharada sopera de stevia en polvo o 2 cucharadas soperas de azúcar
* 225 gr mantequilla fría
* 1 cucharadita de canela en polvo

Ingredientes de la tarta:
* 900-1000 gr cerezas maduras (pesadas con hueso)
* 1 cucharada sopera de sacarina líquida (o stevia en polvo) o 2 cucharadas soperas de azúcar
* 1 cucharada sopera de brandy, cognac o ron
* 1 yema de huevo
* 2 cucharadas soperas de leche (desnatada)

Comenzamos uno o dos días antes lavando y deshuesando las cerezas (os aconsejo que os cubráis las manos con guantes porque tiñen los dedos terriblemente) Las colocamos en un recipiente y añadimos el azúcar (o sacarina o stevia) y el licor. Revolvemos para que se mezcle todo bien, lo tapamos y guardamos en la nevera durante 24/48 horas.

La masa de la tarta no tiene ninguna complicación. Lo más importante es mantenerla fría mientras la trabajamos y antes de introducirla en el horno.
En un bol mezclamos la harina, el azúcar (o stevia), la canela, la pizca de sal y la mantequilla fría troceada en cubos pequeños.
A falta de un procesador o amasador eléctrico, mezclamos los ingredientes con las manos hasta que se formen grumos:


Vertemos el agua fría poco a poco, revolviendo con las manos al mismo tiempo para que se integre bien y ayudar a que la masa se vaya ligando:

Como máximo necesitaréis los 125 ml, pero si con menos veis que la masa queda suficientemente húmeda (ojo, no ha que quedarnos reseca) no agreguéis más.

Volcamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y con las palmas de las manos también espolvoreadas con harina, amasamos un minuto la masa para que se compacte bien:

Formamos con ella una bola achatada, la envolvemos en plástico y la introducimos en la nevera durante 1 hora mínimo:

Transcurrido este tiempo, la masa debería estar fría (pero no dura como una piedra)
La sacarmos y con ayuda de un cuchillo cortamos un pedazo equivalente a 1/4, más o menos (que utilizaremos para formar las tiras) Envolvemos este pedacito y lo guardamos nuevamente en la nevera para seguir trabajando con la porción grande de masa.

Colocamos una hoja de papel sulforizado sobre la mesa y estiramos la masa con el rodillo levemente enharinado hasta obtener un disco de unos 4mm de espesor:

Transportamos la masa extendida con el propio papel y forramos el interior de un molde redondo de tarta, ajustando bien las esquinas y recortando los bordes sobrantes:

Tapamos la masa con plástico o un paño y la introducimos en la nevera 30 minutos para que se enfríe.

Mientras tanto, sacamos de la nevera el 1/4 restante de masa y formamos una bola con los bordes sobrantes de la tarta. La colocamos sobre una hoja de papel sulforizado y la estiramos con ayuda de un rodillo para darle una forma alargada:

Utilizando un cuchillo o un cortador de pasta recortamos unas cuantas tiras que emplearemos para decorar la superficie de la tarta.
Volvemos a juntar los pedazos sobrantes, los estiramos y recortamos más tiras.

Las guardamos en la nevera para evitar que se calienten.

Sacamos el molde de tarta del frigorífico y lo rellenamos con las cerezas maceradas.
Si veis que las cerezas han soltado mucho jugo (quizá os pase si usáis azúcar) podéis pintar el interior de la tarta con clara de huevo. De este modo evitaréis que la masa se empape y no se hornee bien.
En mi caso no había exceso de líquido, así es que no hizo falta.

Retiramos las tiras y decoramos con ellas la tarta, cruzándolas y superponiéndolas de la forma que más os guste, cortando y sellando los extremos:

Con pedacitos de masa sobrante recorté unas florecillas utilizando un cortador de galletas Linzer y las pegué en el centro y los extremos donde las tiras se unen al borde de la tarta.

Volvemos a introducir la tarta en la nevera 30 minutos.
Es importante que la masa esté muy fría cuando vayamos a introducirla en el horno: esta es la forma de que no se resquebraje y quede más crujiente.

En un vasito batimos la yema de huevo y un par de cucharadas de leche y pintamos la masa:

Introducimos el molde en el horno, previamente calentado a 220ºC y la horneamos durante 10 minutos.
Bajamos la temperatura a 180º-190º y continuamos horneándola 30 minutos más.
Si veis que la masa se está dorando demasiado, podéis cubrirla con papel de horno para que no se queme antes de tiempo.

Cuando haya tomado un bonito color dorado, apagamos el horno y dejamos reposar la tarta antes de desmoldarla (de lo contrario se puede romper)

Y ya podéis servirla:

 

Anuncios

2 comentarios en “Flores de Mayo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s